El turismo de salud internacional

0
135
El turismo de salud internacional

Los viajes por motivos de salud han crecido en los últimos años y han cobrado importancia a nivel mundial, así lo explica la investigación “Exploring Health Tourism” de la Organización Mundial del Turismo (OMT) y la European Travel Commission (ETC). El estudio destaca que el turismo de salud es un segmento emergente, global y complejo, que debe entenderse para aprovechar las oportunidades que ofrece a las empresas del sector y los destinos.

¿Qué es el turismo de salud?
De acuerdo con la OMT, no existe una única definición, pues existen diferencias basadas en las características lingüísticas, geográficas y culturales relacionadas. Una de las principales conclusiones del estudio ha sido la construcción de una definición que ayude a unificar y entender el concepto y los alcances del turismo de salud.

Así, para esta investigación se consideró que el turismo de salud comprende todos los viajes cuya principal motivación es la contribución a la salud física, mental o espiritual, a través de actividades médicas y de bienestar, que aumenten la capacidad de los individuos para satisfacer sus necesidades y ser mejores seres humanos en su entorno y sociedad. Dentro de este concepto se pueden considerar dos categorías diferentes de turismo de salud: el turismo wellness (o de bienestar) y el medicinal.

Por un lado, el turismo wellness comprende todas las actividades que procuran mejorar y equilibrar la vida humana, en los aspectos físico, mental, emocional, ocupacional, intelectual y espiritual. Asimismo, estos turistas buscan participar en actividades preventivas, proactivas y que mejoren el estilo de vida, como el ejercicio físico, la relajación, el cuidado del cuerpo y los tratamientos curativos.

Por su parte, el turismo medicinal abarca las actividades turísticas que impliquen el uso de los recursos y los servicios de curación médica (invasiva y no invasiva) basados​ en la evidencia científica. Esto puede incluir el diagnóstico, el tratamiento, la cura, la prevención y la rehabilitación.

El estudio demuestra que es difícil calcular el tamaño y el crecimiento del turismo de salud como mercado, debido a que no ha contado con una definición mundialmente aceptada y solo muestra datos limitados y fragmentados. Pese a ello, la investigación ha calculado que el tamaño del mercado de turismo medicinal mundial estaría entre los US$ 45 500 millones y US$ 72 000 millones.

En 2015, el principal destino en cuanto a ingresos por turismo de salud fue Estados Unidos (US$ 3 598 millones). Le siguieron Turquía (US$ 904 millones), Jordania (US$ 630 millones), Francia (US$ 604 millones) y Hungría (US$ 550 millones). Los países de Latinoamérica más destacados fueron Costa Rica (US$ 365 millones), México (US$ 280 millones), Panamá (US$ 40 millones) y Brasil (US$ 32 millones).

El turismo de salud internacional

Los principales mercados emisores de turistas que buscan servicios médicos están en América del Norte y Europa Occidental. Por su parte, los principales destinos se ubican en todos los continentes, incluidos América Latina, Europa del Este, África y Asia. Esto se debe a las especialidades, los procedimientos y los tipos de productos o servicios de cada país, en función de su personal, facilidades e instalaciones.

Principales factores del turismo de salud
La OMT también señala cuáles son los principales factores externos que dan forma al actual desarrollo mundial del turismo de salud. En primer lugar, se encuentra el rápido desarrollo tecnológico, que promueve nuevos tratamientos médicos y de belleza, cada vez menos invasivos y más rápidos en la consecución de resultados.

En segundo lugar, el crecimiento de la demanda de salud personal, que implica mayores gastos vinculados al ocio, el cuidado y la prevención de enfermedades. Por último, la urbanización de las grandes ciudades, que ocasiona las enfermedades crónicas e impulsa la búsqueda de viajes más saludables, alternativas naturales y el “escape” de la rutina.

Finalmente, se destaca que los principales motivos que incentivan el turismo medicinal a nivel mundial son las condiciones del país de origen del paciente, como la falta de seguros y de servicios específicos. También son importantes las circunstancias del país de destino: costos más bajos, mejor atención, profesionales mejor preparados, instalaciones más modernas o periodos de espera más cortos.

Fuente: “Exploring Health Tourism”, Organización Mundial del Turismo & European Travel Commission (diciembre, 2018)