Renovación del Q’eswachaka: el último puente inca colgante

0
445
Puente Queshuachaca
Renovación del puente colgante Q’eswachaka en Canas, Cusco.

La Renovación del Puente Q’eswachaka iniciará este viernes 11 de junio hasta el domingo 13 de junio del 2021, tarea es llevada a cabo por pobladores de cuatro comunidades campesinas del distrito de Quehue, en la provincia cusqueña de Canas- Cusco.

El día de ayer el Sr. Mario Tacuma Taype, Alcalde de la Municipalidad Distrital de Quehue entrego a 2 alpacas a las comunidades de Huinchiri, Chaupibanda, Ccollana Quehue y Choccayhua.

Como también a los anexos de: Ccomayo, Perccaro, Chirupampa y Pueblo Janansaya del Distrito de Quehue, para la preparación de los fiambres de los faenantes de la Renovación del Puente Q’eswachaka.

Por otra parte, el Sr. Mario Tacuma señaló “el Puente Q’eswachaka es un ícono histórico del antiguo Perú en especial de los K’anas y reconocido por la Unesco el 2013 como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad. Es un ejemplo palpable de la continuidad de una tradición cultural y es por ello que cada año se renueva el puente”.

TRABAJO COMUNITARIO

Restauración del puente colgante Q’eswachaka,
Q’eswachaka, reconocido por la UNESCO el 2013 como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad

El Q’eswachaka es el único puente que ha sido renovado de generación en generación por las familias cusqueñas hasta el día de hoy, el puente se encuentra en el departamento de Cusco, sobre el río Apurímac a 3.700 m.s.n.m. para renovarlo se reúnen cerca de mil pobladores de las cuatro comunidades cerca al puente colgante Inca.

En el primer día, un chamán hace ofrendas a los Apus, espíritus de las montañas protectores de los pueblos andinos, depositando en un pequeño altar cercano al puente (fetos de llamas, mazorcas de maíz y diversos objetos).

Seguido a esto los pobladores de las comunidades salen en búsqueda de una sólida paja de fibra vegetal llamada Ichu denominada en quechua. Luego de recoger las mujeres tejen con esta sólida paja para formar las sogas del puente y los hombres se encargan de unir la soga de extremo a extremo para luego trenzarla.

El segundo día, por tradición sólo los hombres se encargan de desarmar la estructura del puente viejo, se sacan los clavos de piedra que sostienen el puente y se colocan cuatro sogas que son la base de la estructura del nuevo puente.

Durante el tercer día, los pobladores concluyen con el armado de los pasamanos y de las superficies del puente por donde las comunidades cruzaran.

Y para finalizar en el cuarto día, festejan la reconstrucción del puente al son de la música con danzas autóctonas, dado que el trabajo se considera como día de fiesta por los ancestros peruanos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here