Geoglifo de la Orca en Pampas de Palma ha sido restaurado

0
54

Esta zona ubicada al sur de Perú, guarda grandes misterios de la cultura precolombina de Nasca y Paracas, después de más de 2.000 años de desaparición de estas etnias. Los geoglifos son materia de estudio por parte de los arqueólogos, para descubrir el significado que guardan y como relacionarlos con el avance y estilos de vida de estas culturas.

En esta oportunidad, el último descubrimiento que nos ha dejado el desierto de Pampas, ha sido un gran geoglifo con forma de orca perteneciente a la cultura precolombina de Nasca. El mismo cuenta con unas dimensiones de 60 metros de largo y más de 2.000 años de antigüedad, de acuerdo a información suministrada por los arqueólogos.

Los Nasca consideraron a la orca una deidad relacionada con el mar y la representaron en su fina cerámica escultórica. Asimismo, los nasquenses fueron grandes pescadores y de allí que destaque tanto en sus obras a la orca o boto.

Luego, de cincuenta años el Estado peruano ha logrado restaurar el geoglifo, la Orca es uno de los más imponentes y misteriosos diseños, pertenecientes a la iconografía del circuito de Pampa y Nasca.

A principios de la década de los 60, la orca fue fotografiada, dando así inicio al gran hallazgo, ya que se daba por desaparecida, antes de que se lograra identificar. Los trabajos de restauración estuvieron a cargo del arqueólogo Johny Isla Cuadrado, quien es el representante de la Oficina Descentralizada de Cultura de la Región Ica.

Este geoglifo se encuentra dibujado en una ladera de una colina, indicando que es uno de los más antiguos de la zona, siendo algo que casi no se encuentra en Nasca, ya que la mayoría están dibujados en áreas planas.

La orca corre peligro y por ello ha sido cercada toda la zona en la cual se encuentra, ya que existen supuestos traficantes de tierras, que toman posesión de zonas protegidas por el Estado peruano.