¡El crucero ha vuelto! Cinco cosas que debe saber sobre el Caribbean Cruising 2.0

0
20
Cinco cosas que debe saber sobre el Caribbean Cruising 2.0
¿Cómo se compara navegar en una época de coronavirus con navegar en el Before Times?

Crucero por el Caribe 2.0

Te preguntarás ¿Cómo se compara navegar en una época de coronavirus con navegar en el Before Times? He navegado en Windstar Cruises renovado “estrella Breeze” la semana pasada para ver lo que se siente, y esto es lo que he aprendido.

1. Su tarifa aérea al puerto puede ser más alta

Debido a que el CDC (Centros para el Control y Prevención de Enfermedades) tardó en dar permiso a las líneas de cruceros para navegar desde los puertos de los Estados Unidos, muchos hicieron planes para establecer sus barcos en el Caribe y operar desde allí. Pues volar para encontrar el barco puede significar tener que gastar más de lo que esperaba.

Pero las políticas de “precios dinámicos” de las aerolíneas (cuando la demanda es alta, también lo son los precios) han resultado en tarifas elevadas en los días en que los cruceros vuelan (generalmente el día antes de zarpar).

Mi vuelo de Miami a St. Maarten, que lo normal cuesta alrededor de $600, costaba la friolera de $1,900 el día antes de mi crucero, ¡y $900 el día de! (Tenga en cuenta también que no podrá realizar el check-in en línea, ya que las aerolíneas tienen que verificar físicamente sus documentos de autorización de viaje. Permítase un tiempo adicional).

2. Tendrá que hacerse la prueba de descarte

Es probable que, si viajas internacionalmente, deba enviar resultados negativos de una prueba de coronavirus como parte del proceso de solicitud de ingreso. En mi caso, debido a que Star Breeze partía de St. Maarten, tuve que hacer una prueba antes de ingresar al país del Caribe holandés.

Pero esa prueba fue sólo la primera de muchas. Todos los pasajeros también son examinados en el puerto antes del embarque (Windstar proporcionó una prueba rápida / antígeno complementaria).

De manera independientemente de si teníamos la intención de abandonar el barco, todos fuimos examinados a bordo (nuevamente, sin cargo) antes de llegar a cada puerto, de acuerdo con las regulaciones de los respectivos países.

Nuestra prueba para Antigua (nuestro puerto final) también cumplió con el requisito de los CDC de que todas las personas que ingresen a los Estados Unidos se realicen la prueba dentro de los tres días posteriores a la llegada. Todo dependiendo de la duración de su crucero.

3. Los puertos de escala no están garantizados

Si revisa la letra pequeña en su contrato de transporte, verá que los puertos en el itinerario están sujetos a cambios a discreción de la línea.

Por lo general, esas modificaciones se deben al mal tiempo u otras circunstancias imprevistas. Pero ahora, los puertos pueden ser sustituidos a medida que aumentan los números de coronavirus en los destinos y / o cambian los requisitos de entrada.

Nuestro itinerario original incluía escalas en las Islas Vírgenes Británicas, Anguila y St. Barts, pero debido a un pico de covid en las BVI, se nos notificó en el puerto que todo nuestro itinerario cambiaría. El revisado incluiría un día en el mar, una escala en Barbados y dos días cada uno en Santa Lucía y Antigua.

La lección aquí: ¡No reserve un crucero en este momento simplemente por los puertos de escala porque puede visitarlos o no!

4. Reservar una excursión puede ser la única forma de ir a tierra

Para proteger a los pasajeros y ciudadanos en los destinos que visitan, la política actual de Windstar Cruises, y la de la mayoría de las otras líneas de cruceros, es que solo puede desembarcar como parte de un grupo acompañado.

Vagar por la ciudad por tu cuenta, al menos por ahora, no está permitido. Estas “excursiones de burbujas” minimizan el contacto entre usted y los lugareños, y aunque no son “herméticas”, son el mejor compromiso que tenemos en este momento que permite a los cruceros explorar un nuevo destino durante una pandemia, aunque de manera limitada.

En algunas líneas de alta gama como Crystal Cruises, se incluyen excursiones en tierra seleccionadas y en la mayoría de los demás, tienen un costo adicional.

5. Puede tener el barco “casi” para usted

Lo más probable es justo en este momento, ya que ningún barco navega a plena capacidad, lo que significa que ya sea que esté en un mega barco que transporta miles de pasajeros o en uno de los seis pequeños yates de vela de Windstar Cruises, hay más espacio por pasajero que nunca antes.

En mi crucero Star Breeze, había 127 pasajeros de un potencial de 312, lo que lo convirtió en una experiencia íntima y con poca gente. Si siempre has querido subirte a un mega barco, ahora puede que sea el momento de navegar porque las multitudes y las filas son prácticamente inexistentes.

Sin embargo, debes tener en cuenta el número reducido de pasajeros, algunos lugares del barco pueden estar cerrados o en funcionamiento con horarios limitados. Mi mejor consejo: si eliges hacer un crucero, o, de hecho, viajar, durante una pandemia, ten paciencia y sé flexible.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here