Planet 21 de Accor: La reinvención de la hotelería sostenible

0
72

Cuarenta y cinco años han pasado desde la primera vez que los países celebraron el Día Mundial del Medio Ambiente, efeméride que busca motivar a diferentes sectores de la sociedad a transformarse en agentes activos del desarrollo sustentable.

Una de las empresas que ha asumido este desafío es la cadena hotelera Accor, creadora de «Planet 21, Acting Here», un programa de desarrollo sostenible en el que todos sus hoteles y clientes están involucrados. ¿Su objetivo? Reinventar la hotelería sostenible y ubicar este concepto en el centro de su estrategia, desarrollo e innovación.

El proyecto lanzado en 2012 contempla una serie de medidas ideadas para equilibrar el amplio desarrollo de esta compañía –un hotel es inaugurado cada 29 horas– apostando por un crecimiento respetuoso con el medioambiente y las poblaciones locales.

«Todas estas iniciativas deben ser cumplidas por cada hotel y por las sedes de Accor. Estamos comprometidos en reducir el impacto ambiental de nuestras operaciones, porque sabemos que podemos generar cambios en la sociedad y nos sentimos responsables de promover transformaciones hacia un mundo más sostenible», explica Antonietta Varlese, Vicepresidenta senior de comunicaciones y sustentabilidad de Accor Sudamérica.

De esta manera, para el 2021 Accor se ha comprometido a implementar 10 medidas obligatorias de Planet 21 en todos sus hoteles:

·        La primera de ellas, es «Plant to Planet», un programa de reutilización de sábanas y toallas, que destina el 50% de los ahorros generados en la reforestación de una zona vital para América del Sur.  

·        Otra, tiene relación con la pérdida de alimentos y la implementación de una carta de alimentación saludable y sustentable. Esta medida apunta a bajar en un 30% el desperdicio de alimentos en cada hotel.

·        Optar por proveedores locales y productos de temporada.

·        Incrementar la selección de productos orgánicos y apoyar la agroecología.

·        Privilegiar proveedores comprometidos con el bienestar animal.

·        Prohibir el consumo especies en peligro de extinción y promover la pesca responsable.

·        Eliminar plásticos de un solo uso (como bombillas, revolvedores y vasos, entre otros);

·        Quitar aditivos controversiales y limitar grasas y azúcares.

·        Ofrecer café o té cultivados responsablemente.

·        Satisfacer diferentes necesidades alimentarias (vegetariana, vegana, etc)

En un mediano plazo, la cadena también aspira a que el 100% de sus hoteles sean construcciones con bajas emisiones de carbono y reducir en un 65% la basura. Para apoyar esta causa algunos hoteles hispanoamericanos han reemplazado la iluminación por Led e incluso implementado un sistema de tratamiento para reciclar el agua de las habitaciones.

Finalmente, la mayoría de los hoteles Accor ya cuenta con productos de aseo (shampoo, jabones, etc) y limpieza (detergentes y otros) eco-friendly, y están sustituyendo manera progresiva las bolsas de plástico en la lavandería por unidades sostenibles.

Planet21 en Perú

Perú es uno de los países donde se lleva a cabo la iniciativa Plant for the Planet, un programa de reutilización de sábanas y toallas, que destina el 50% de los ahorros generados en la reforestación de una zona vital para América del Sur.

El proyecto se realiza en Alto de Hayabamba, en la Amazonia peruana, en asociación con ACOPAGRO (Cooperativa miembro de FUNDAVI – Fundación Amazonia Viva) desde 2013. Se han plantado hasta ahora más de 31 mil árboles en un área de 31 hectáreas.

Swissotel Lima: En los últimos 2 años ha reducido su huella de carbono en 138 toneladas. En el área de alimentos y bebidas lograron eliminar al 100% los sorbetes de plásticos para reemplazarlos por cartón. Además, entregan sus aceites de cocina a la empresa Bioils para ser reciclado y transformado en diésel. En 2018 entregaron más de 5 mil litros de aceite.

Novotel Lima: está trabajando fuertemente en reducir la pérdida de alimentos con prácticas concretas como dar una segunda oportunidad a los alimentos del buffet haciendo brusquetas y crutones con el pan restante o mini pizzas con los quesos y jamones que quedan disponibles. Además, procuran preferir frutas y verduras de temporada apoyados de un calendario local.

En la reducción de plásticos, desde agosto de 2017 se dejaron de usar los sorbetes de ese material, reemplazándolos por ecológicos (evitando el consumo de 1400 bombillas) y desde febrero del 2018 se eliminó el uso de tecnopor o plumavit en envases de comida y vasos para bebidas calientes, sustituyéndolos por cartón y material biodegradable, evitando el consumo de 3200 envases y 2000 vasos de tecnopor a la fecha.

Además, reemplazaron las bolsas de plástico por canastillas de ropa para huéspedes y están realizando proyectos pilotos con bolsas de tela para lavandería, mientras utilizan biodegradables.

También usan lapiceros ecológicos y bolsas de tela reutilizables, brandeadas para que los clientes puedan guardar sus alimentos. En el área de alimentos y bebidas ofrecen café responsable en las habitaciones de los clientes que cuenta con su certificado orgánico.

No cocinan con aceite de palma y trabajan con productos eco agrícolas, además de quinoa orgánica certificada. Cuentan con alternativas sin gluten en su carta y en el buffet de desayuno, además de opciones vegetarianas frías y calientes.

En gestión de energía se implementaron luces LED en el restaurant y comedor de personal con una reducción de consumo del 5.1% respecto del año anterior.