Estados Unidos y Perú unen lazos para la Preservación del Patrimonio Cultural del Perú

1
88
Estados Unidos y Perú unen lazos para la Preservación del Patrimonio Cultural del Perú.

En el 2001, el Fondo del Embajador de Estados Unidos para la Preservación del Patrimonio Cultural del Perú hizo su primer financiamiento de 22,275 dólares para comprar equipos de conservación preventiva para 18 museos peruanos.

El año pasado, en medio de la pandemia, entregó 172,000 dólares para la conservación de artefactos y control climático en los depósitos del Museo Huacas del Valle de Moche, en la región La Libertad.

Durante estas dos décadas de labor, el programa financió 27 proyectos de conservación en 11 regiones del país, suma que fue de 2 millones 415,484 dólares. Convirtiendo al Perú en el país que más inversión ha recibido del fondo en la región, enfatizó la embajada.

Estados Unidos y Perú unen lazos para la Preservación del Patrimonio Cultural del Perú.

De esta manera, la Embajada de Estados Unidos ha contribuido con la preservación de importantes sitios arqueológicos del Perú y de colecciones prehispánicas y coloniales.
Estos proyectos financiados dieron oportunidad de dar trabajo a la comunidad local, generar intercambios académicos entre ambos países, proveer capacitación en conservación y luchar contra el tráfico ilícito del patrimonio cultural.

Mirando el largo plazo

En el 2016, el programa apoyó con 125,000 dólares al observatorio arqueológico de Chankillo, declarado la semana pasada Patrimonio Mundial de la Humanidad por la Unesco.
“Lo que nos demuestra que nuestro apoyo es importante para el largo plazo”, señalan fuentes de dicha misión diplomática.

Algo similar sucedió con la Ciudad Sagrada de Caral, que el fondo apoyó con 800,000 dólares para el proyecto de conservación. Para el fondo fue muy significativo, ya que en el 2009 Caral fue declarada Patrimonio Mundial de la Humanidad.

Estados Unidos y Perú unen lazos para la Preservación del Patrimonio Cultural del Perú.

En términos generales, el fondo ha apoyado proyectos de costa, sierra y selva. Por ejemplo, desde sus inicios ayudó a promover proyectos en la costa norte, como la Ruta Moche, que ha ayudado a incentivar el turismo nacional e internacional.

Al respecto, la sede diplomática señala que el interés de proyectos culturales en la costa norte peruana responde también a su preocupación en prevenir el tráfico del patrimonio cultural.

“Uno de los objetivos principales del Memorándum de Entendimiento (MOU, por sus siglas en inglés) para la Protección de los Bienes Culturales, firmado entre el Perú y Estados Unidos en el 1997”. El MOU se renueva cada quinquenio y está vigente hasta el 2022.

Admiración cultural

“La relación entre nuestros países se basa en el respeto mutuo y la colaboración continua a favor de objetivos comunes. El apoyo a favor de la protección del patrimonio cultural del Perú nos permite mostrar nuestra admiración por esta cultura milenaria que es patrimonio peruano y de la humanidad, en especial, ahora en el marco del bicentenario de su independencia”, comenta la embajadora de Estados Unidos en el Perú, Lisa Kenna.

El Fondo del Embajador, hoy Fondo de la Embajadora, es el “programa bandera” de la embajada estadounidense a favor de la preservación del patrimonio cultural. Y se da de la mano con el Ministerio de Cultura (Mincul).

El fondo hoy

En este momento, dicho fondo tiene activos sus apoyos en Huánuco Pampa, en la ruta del Qhapaq Ñan, en el Museo Huacas de Moche y en la Universidad Nacional de Trujillo, con el Programa Arqueológico Huanchaco, en Trujillo.

Estados Unidos y Perú unen lazos para la Preservación del Patrimonio Cultural del Perú.

También, el proyecto de conservación en el Museo Arqueológico Samuel Humberto Espinoza Lozano, en Huaytará, región Huancavelica el año 2014. Proyectos de seguridad en museos como los realizados con el Mincul en Ayacucho (2009), donde se incluyó el Museo de Sitio de Quinua, espacio vital en el contexto del bicentenario de la independencia.

Pero, ¿de qué factores dependerá que el programa continúe financiando nuevos proyectos en el Perú? Desde la embajada señalan su entusiasmo con el próximo anuncio de los resultados de la convocatoria 2021. Y adelantan que entre octubre o noviembre se abrirá la convocatoria correspondiente al 2022. “Todos los proyectos que apoyamos cuentan con el apoyo del Mincul y esperamos seguir trabajando con el nuevo ministro y su equipo”, señala la embajada.

Si bien hasta la fecha, el Fondo de la Embajadora no ha apoyado al mismo proyecto dos veces, no descartan que se pueda dar el caso. Esto dependerá de la importancia de la iniciativa. Lo que sí, el programa mantiene comunicación constante con los que ya apoyó.

En el 2020, invitaron a cuatro profesionales a un programa de conservación en el Field Museum, en Chicago, para intercambiar ideas y experiencias con colegas en los Estados Unidos. Por medio de otras fuentes de financiamiento, EE. UU. acaba de apoyar un programa de capacitación en digitalización 3D en el complejo arqueológico El Brujo.

Tiempos de pandemia

Estados Unidos tiene el compromiso de apoyar al Perú en su recuperación de la pandemia del Covid-19 en varios sectores.

En el sector de la salud, donó dos millones de vacunas y varios equipos necesarios.
En el sector cultural, comparte experiencias con especialistas del Smithsonian Institution, mediante las conferencias virtuales “Desafíos museales”, del Mincul.

Los proyectos activos del Fondo de la Embajadora, algunos han tenido que superar más retos que otros, pero todos han avanzado implementando protocolos de seguridad para reiniciar labores en los sitios arqueológicos o laboratorios.

Como los proyectos en la Universidad Nacional de Trujillo, relacionados con la conservación de artefactos del Programa Arqueológico Huanchaco. O el Museo Huacas de Moche, que acaba de inaugurar una exposición con los resultados de la primera fase del proyecto del fondo.

Nueva convocatoria

La nueva convocatoria se anunciará a finales de este año a través de las redes sociales.

“El programa está dirigido a proyectos de conservación y restauración de bienes patrimoniales muebles e inmuebles. Buscamos que los proyectos respondan a una necesidad local, ayuden a fortalecer nuestra relación y que promuevan los objetivos principales de la misión que son ayudar al Perú a reactivar su economía, promover la inclusión social y el respeto por la diversidad cultural y luchar contra el tráfico ilícito de patrimonio cultural en el marco del MOU”, precisa la sede diplomática.

Otra característica es que los proyectos deben ser sostenibles en el tiempo, integrar a la comunidad local y preservar el patrimonio ante posibles desastres naturales.

“Creemos que los proyectos del Fondo de la Embajadora ayudan a promover la economía local mediante la capacitación en temas de conservación, y también generando actividades económicas por medio del turismo, promoviendo la Marca Perú a nivel mundial”, acota la embajadora Lisa Kenna.

Apoyo a más proyectos

En la capital, el fondo ha apoyado cinco proyectos en el Museo de Arte de Lima, el Museo Arqueológico y Antropológico de San Marcos, y en el último quinquenio, en el sitio arqueológico de Mangomarca (San Juan de Lurigancho) y el Museo del Sitio Arturo Jiménez Borja Puruchuco.

El de Mangomarca apoyó un esfuerzo para poner en valor y preservar los sitios arqueológicos dentro de la ciudad. En el caso de Puruchuco, el proyecto fue pionero e innovador en las técnicas de conservación propuestas para la colección de momias, con muy buenos comentarios de profesionales en EE.UU.

¿El programa tiene previsto financiar otros proyectos en Lima? “No tenemos en cuenta una región específica, sino que cada proyecto se evalúa de manera independiente de su ubicación”, sostiene la misión diplomática.

1 Comentario

Responder a Machu Picchu: gran expectativa genera venta de entradas para exhibición en Museo de EE.UU. | Turismo 360 Cancelar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here