Productores asháninkas y nomatsiguengas impulsan el cultivo de plátano en el Vraem

0
92
Productores nativos del Vraem impulsan el colectivo del plátano.
Productores asháninkas y nomatsigengas del Vraem impulsan el cultivo de plátano con apoyo de Devida.

Un total de 651 familias asháninkas y nomatsiguengas impulsan el cultivo de plátano en 480 hectáreas de terreno ubicadas en los distritos de Mazamari, Río Tambo y Pangoa.

En la zona norte del Valle de los Ríos Apurímac, Ene y Mantaro (Vraem), con el apoyo técnico de la Comisión Nacional para el Desarrollo y Vida sin Drogas (Devida). La producción de plátano y frijol de palo forman parte del cultivo secundario en la Actividad Cacao que promueve Devida en los referidos distritos, es decir, sirven de sombra temporal para el mejor rendimiento de estos granos.

Es así que, en el 2020, se instaló 144,000 hijuelos de plátano de las variedades isla y bellaco para lograr producir 1,440 toneladas de este fruto.

Gran parte de esta producción está dirigida para el consumo interno, mientras que un porcentaje se envía al mercado. Generando ingresos adicionales para las familias de las comunidades nativas de Gloriabamba, Poshonari, Panga, Tsiriari, Cañete, Pauriali y Teoria, pertenecientes a la Organización de Comunidades Asháninkas de Mazamari (OCAM), quienes ven en el cultivo de plátano una nueva alternativa de desarrollo.

El presidente de OCAM, Clever Carhuancho Espinoza, manifestó que desde el 2019, tras la firma del convenio entre su organización y Devida se vieron resultados positivos.

El cumplimiento de metas se logra a partir del trabajo articulado entre su organización y el equipo técnico que fortalece esta actividad agrícola en el norte del Vraem.

“Las comunidades nativas por fortuna no afrontamos grandes necesidades ni carencias al igual que en otros lugares gracias al trabajo en campo que nos proporciona alimentos de manera directa.

Hoy vemos como la agricultura nos ayuda a sobresalir, mientras crece el cacao, aprovechamos también para vender y consumir los plátanos que sembramos en las mismas parcelas” expresó.

En ese sentido, Devida apuesta por una mayor diversificación de la producción en el Vraem, el mismo que contribuye con la seguridad alimentaria en el valle y a mejorar la economía de cientos de familias que apuestan por un desarrollo alternativo, integral y sostenible mediante actividades lícitas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here