Aeropuerto Internacional Dallas Fort Worth: Plan de Control para la Pandemia

0
120
Aeropuerto Internacional Dallas Fort Worth: Plan de Control para la Pandemia

El Aeropuerto Internacional Dallas Fort Worth, en conjunto con expertos independientes en la materia, ha desarrollado un plan en varias fases con el objetivo de guiar de manera segura a sus empleados y contratistas, garantizando la seguridad de sus pasajeros.

Además, el Aeropuerto DFW está monitoreando de cerca las regulaciones y cambios federales, estatales y locales, así como los mandatos gubernamentales, los lineamientos del Centro de Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC). y los avances de salud pública; y continuará actualizando según sea necesario o apropiado sus protocolos y procedimientos. La salud y seguridad de los empleados y pasajeros son prioridad de DFW.

Las medidas de seguridad que se han implementado hasta el momento son  los siguientes:

Entrenamiento

Todos los empleados reciben capacitación de concientización sobre protocolos de seguridad y saneamiento. El personal que tienen contacto frecuente con el cliente (limpieza, concesiones, estacionamientos, experiencia del consumidor, operaciones aeroportuarias y seguridad) reciben una capacitación aún más extensiva en protocolos detallados de limpieza y equipos de protección personal, entre otros.

Distanciamiento social

DFW está tomando varias acciones para reducir el contacto cercano entre las personas, a fin de limitar la propagación de la enfermedad:

  • Mantenerse a dos metros de distancia como una práctica normal siempre que sea posible.
  • Eliminar el contacto con otros, como saludo de mano o abrazar a compañeros de trabajo, visitantes o amigos.

Se aconseja a los empleados y pasajeros el distanciamiento físico de 2 metros incluso mientras se encuentran en las filas, usando los elevadores o transitando dentro del aeropuerto. Se reorganizaron y modificaron las mesas de restaurantes, asientos en el área de abordaje, puntos de control de seguridad y mostradores de check-in para garantizar un distanciamiento adecuado.

Higiene

Se recomienda el lavado de manos constante, así como uso de gel antibacterial para evitar la propagación de enfermedades a través del contacto con superficies contaminadas, siguiendo los procedimientos del Centro de Control y Prevención de Enfermedades (CDC).

Los dispensadores de desinfectante de manos eléctricos se han colocado en áreas de alto tráfico, como puntos de control de seguridad, estaciones de Skylink, áreas de información, áreas de reclamo de equipaje, ascensores, escaleras eléctricas, pasillos móviles, espacios de concesiones y ubicaciones de servicios al cliente, incluidos los instalaciones de alquiler de automóviles, estacionamiento, estaciones de autobuses y estaciones de tren.

Limpieza y desinfección.

Se ha contratado a un equipo de limpieza adicional compuesto de 165 miembros, además del personal de limpieza con el que se contaba previamente, los cuales se encargarán de limpiar y desinfectar las superficies que se tocan con frecuencia durante el día. Estas superficies incluyen, entre otras, mesas, puertas, interruptores de luz, pasamanos, encimeras, manijas, escritorios, teléfonos, teclados, inodoros, grifos y lavabos.

Cubrebocas

Es requisito del Aeropuerto DFW que cualquier persona que se encuentre dentro de la propiedad del aeropuerto utilice cubrebocas o algún tipo de mascarilla facial. Esto aplica para todos los empleados, contratistas, concesionarios, vendedores y pasajeros mientras trabajan o transitan dentro del aeropuerto, incluyendo las terminales, las instalaciones de alquiler de automóviles y estacionamiento y cualquier otra ubicación propiedad del aeropuerto. Este requisito tendrá vigencia hasta nuevo aviso.

Protocolo de autoevaluación.

Los empleados deberán revisar si no tienen fiebre u otros síntomas potencialmente contagiosos antes ir a trabajar y deberán quedarse en casa si presentan síntomas. Los supervisores estarán monitoreando a su gente inmediata. Los socios comerciales, incluidas aerolíneas y concesionarios, han implementado monitoreo de temperatura para sus empleados.

Señalización y comunicación.

  • Los anuncios sobre distanciamiento social se reproducen cada 30 minutos en inglés y en español. Los baños de los pasajeros cuentas con carteles de higiene. Se llevan a cabo recordatorios de salud e higiene en todas las terminales e instalaciones de alquiler de automóviles.
  • Se colocaron carteles en todo el aeropuerto para recordar a los empleados la forma correcta de lavarse las manos, estornudar y evitar tocarse la cara. Existe información actualizada en los baños de los empleados y áreas de descanso.
  • Se colocaron señalamientos en el piso para marcar donde se debe parar el pasajero manteniendo distancia en la zona de migración y aduana, puntos de control de seguridad, al igual que en las concesiones.

Gestión de climatización.

DFW está evaluando las mejores prácticas de la Sociedad Americana de Ingenieros de Calefacción, Refrigeración y Aire Acondicionado (ASHRAE) para optimizar la seguridad y la eficiencia del sistema de filtración.

Manejo de casos sospechosos.

DFW ha proporcionado instrucciones claras sobre cómo responder rápidamente y reportar todos los casos sospechosos dentro del aeropuerto. Los socios comerciales como las concesionarias, aerolínea y TSA deberán notificar al departamento de riesgos del aeropuerto si existe algún caso sospechoso. DFW responderá inmediatamente con la descontaminación adecuada en las áreas potencialmente impactadas e identificadas.

Para la llegada de vuelos nacionales, las personas sospechosas de tener una enfermedad infecciosa serán mitigadas por el personal de emergencias de DFW y deberán notificarlo al personal de salud local o al Centro  de Control y Prevención de Enfermedades (CDC).

Si cualquiera de las entidades considera que la cuarentena de una aeronave está justificada, tienen la autoridad para iniciar órdenes de cuarentena, ya sea federal o estatal. Si es necesario, los oficiales de policía asegurarán la entrada de la aeronave y restringirán la entrada o salida de personas y seguirán las instrucciones de salud pública.

Para la llegada de vuelos internacionales, la aduana y protección fronteriza tendrán la autoridad de aislar a las personas y/o poner en cuarentena un vuelo hasta que se pueda eliminar el posible contagio.

Si el individuo está a bordo de un vuelo internacional y se tiene sospecha de una enfermedad infecciosa, la aduana y protección fronteriza asegurará la aeronave y restringirá el número de personas que entran y salen, mientras que el personal de emergencias se comunica con el centro de operaciones de emergencia para obtener orientación.