Llegó el verano ¿cuál es el mejor calzado?

0
39
Llegó el verano ¿cuál es el mejor calzado?

Contenido

El verano llegó con sus innumerables propuestas para los días más largos. Ríos, arroyos, playas de mar y piscinas nos reciben para embriagarnos de la naturaleza, disfrutar del sol, y distendernos.

Sandalias, infaltables cada verano

Los días de calor la vestimenta se aligera y es recomendable optar por ropa de colores claros y calzado cómodo. Es vital sentirse confortable, evitar los sudores y moverse sin dificultad. Las sandalias de verano y los trajes de baño son los protagonistas indiscutidos de estos días y es imprescindible conocer algunos detalles antes de decidir la compra, ya que, durante las vacaciones y la mayoría de los fines de semana, serán nuestro outfit diario.

Así como cuidamos nuestra piel de los embates del tiempo, es importante cuidar la salud de los pies, que durante el verano se exponen especialmente y pueden sufrir ampollas, roces e hinchazón.

Durante los meses de calor, los pies, son una de las partes del cuerpo que más sufren. Sudan copiosamente y los hongos y las bacterias los hacen emanar molestos olores.

Las sandalias mujer, en cualquiera de sus versiones, son el calzado ideal para estos días ya que mantienen los pies libres, les permiten sudar y son, además, elegantes y vistosas. Saber elegirlas correctamente, es la clave para lucir confortables durante los días de intenso calor.

Caminar con seguridad   

Cuando salimos de vacaciones, la comodidad de un buen calzado es fundamental. Durante el verano caminamos por terrenos irregulares a los que no es fácil adaptarse; es vital, entonces, poder contar con un calzado fuerte y seguro, que se adapte a las caminatas.

Unas sandalias de moda, que permite caminar con soltura y sudar, es el modelo acolchado, con una pequeña plataforma, que se presenta en varias versiones y es altamente combinable con shorts de playa, vestidos o faldas cortas.

Tendencias 23|24

Una sandalia de buena calidad, es aquella que sujeta bien el pie, es transpirable, tiene un tacón mediano y le permite al pie conservar su estado natural. No olvidemos que los pies duelen en la cara y el calzado nos acompaña durante todo el día. Los materiales blandos son los más cómodos para desplazarse con comodidad.

Las últimas tendencias son variadas: Sandalias con pulsera, con tiras, gladiadoras, metálicas y con plataforma, entre otras, se postulan para combinar con shorts, pantalones de tiro alto, faldas cortas y vestidos y trajes de baño mujer.

Las sandalias plataforma han regresado para quedarse. Después de su auge durante los años ´70, volvieron renovadas para convertirse en un clásico imbatible.  Aunque no lo parezca, tienen sus beneficios: mantienen el equilibrio, permiten caminar sin problemas, brindan apoyo al arco y estilizan la figura alargando las piernas.

Las más altas son ideales para las noches de verano combinadas con faldas largas y pantalones anchos, y las más bajas y acolchadas, son especiales para el día a día y los momentos de vacaciones.

¿Qué saber antes de elegir?

Antes de elegir, tenemos que tener en cuenta que la zona del talón esté bien sujeta y que cuente con una base mínima de entre 1,5 y 4 mm de taco. Las sandalias no deben ser planas en su totalidad porque favorecen la fascitis plantar, inflamación que se desarrolla en la planta de los pies y resulta muy molesta para caminar.

Es importante, también, mantener el pie bien sujeto para evitar forzarlo al caminar. La sujeción depende de los diferentes modelos que, con velcro, cordones, hebillas o tiras, evitan que se desplace el pie.

El uso de un buen calzado disminuye el riesgo de padecer malformaciones como juanetes y callos o cualquier otro tipo de alteraciones que, con el tiempo, pueden perjudicar las caderas, las piernas o la columna vertebral.

Trajes de baño, protagonistas indiscutidos

No es fácil elegir un traje de baño mujer. Muchas veces el que más nos gusta no nos queda bien y damos miles de vueltas antes de dar con el adecuado. Afortunadamente, hoy existe gran variedad de modelos, que se adaptan a los diferentes cuerpos y que, con pequeños detalles, nos hacen sentir bien.

Se llama traje de baño a las prendas que se usan para nadar o tomar sol en lugares públicos. Esta vestimenta, a lo largo de los años, ha sido modificada miles de veces hasta llegar a nuestros días con infinidad de modelos entre los que podemos encontrar los incomparables bikinis, las elegantes mallas enterizas y los novedosos trikinis, que, año tras año, se modifican según los cambios que imponen las pasarelas.

Tendencias 23|24

Corpiños halter, strapless, bombachas de tiro alto, shorts, enterizas que alargan la figura y todo tipo de estampados, se imponen con fuerza esta temporada.

Debido a la extensa variedad, no es difícil conseguir ofertas en ropa de baño, que nos permitan acompañarlos con algún pareo o con alguna camisa larga para lucirnos en las playas.

¿Qué saber antes de comprar?

Para elegir correctamente la ropa de baño mujer, es importantísimo tener en cuenta la forma de nuestro cuerpo, y, desde esa premisa, poder elegir. En el caso de los bikinis, optar por comprar piezas separadas, que, además, pueden ser intercambiables, resulta sumamente cómodo y rendidor.

La sujeción, también, es otro tema crucial a la hora de elegir. Los corpiños con aro pueden llegar a resultar muy cómodos y seguros.

Finalmente, los colores y los estampados son fundamentales; ya que los tonos oscuros y los estampados discretos, ayudan a reducir visualmente algunas zonas y las rayas verticales, estilizan.

Telas

Las telas con que se confeccionan los trajes de baño mujer, forman parte de otro detalle vital a considerar: la lycra con poliéster y elastano es lo más apropiado y aconsejable debido a su buen ajuste y su resistencia al cloro y a la sal.

Verano, sinónimo de placer

Sin dudas el verano es sinónimo de vacaciones, de placer y de disfrute; y preparar nuestros outfits para disfrutar del sol y del agua, es también, un placer que vale la pena.