Cómo capturar memorias inolvidables en un viaje

0
71

Viajar siempre es una experiencia positiva y placentera. Una particularidad que tienen los viajes es que se viven en tres momentos: cuando se planifican, durante los días de disfrute en el destino elegido y al regreso, cuando se puede compartir con la familia y amigos todas las experiencias vividas.

Por una cuestión temporal, los recuerdos suelen ser mucho más duraderos que la experiencia en sí, por lo cual es importante capturar todos los momentos y, de esta manera, hacerlos inolvidables. Por ello, una cámara instantánea es una gran aliada para tomar múltiples fotografías y así conservar el recuerdo por muchos años.

La tecnología moderna permitió fabricar cámaras más pequeñas, livianas y fáciles de usar, por lo que pueden llevarse a todos lados sin demasiadas complicaciones. Además, esta tecnología ayudó a que las personas puedan sacar fotos de calidad y alta resolución sin necesidad de ser profesionales o haber realizado cursos de fotografía.

Ventajas de llevar una cámara fotográfica a un viaje

Contar con una cámara al momento de realizar un viaje es fundamental para cualquier persona que desee capturar los momentos más importantes de su experiencia. Debido a las características que actualmente tienen las cámaras, es posible llevarlas a cualquier lugar y, de esta manera, tomar fotos de paisajes, centros históricos, presentaciones culturales o cualquier cosa que se quiera fotografiar.

Además, al tomar una foto con la cámara instantánea, es posible ver cómo salió en ese mismo momento, pudiendo tomar una nueva en caso de que la fotografía original no cumpla con las expectativas o presente alguna falla.

Por otro lado, las fotografías sirven como soporte visual para recordar anécdotas o compartir las historias del viaje con familiares o amigos. A través de una foto, ellos podrán entender con mayor claridad muchos aspectos que, transmitidos solamente a través de la oralidad, quizá no podrían ser comprendidos.

Un aspecto a destacar es que las cámaras fotográficas pueden ser básicamente el motivo de un viaje. Es decir, las personas terminan por elegir el destino de sus vacaciones en función de aquellos lugares que les proporcionen paisajes o eventos únicos para tomar sus fotografías.

En este sentido, están quienes eligen visitar un mercado local para capturar los colores de los alimentos y la esencia de las personas comprando, y también quienes optan por la naturaleza, por eso fotografían paisajes, animales en su hábitat y puestas o salidas de sol.

¿Cómo elegir la cámara adecuada para un viaje?

Si bien existe una amplia variedad de tipos de cámaras instantáneas, no siempre es fácil elegir el modelo ideal que se adecúe a las necesidades de cada persona. Más allá de que cada cámara suele tener tanto ventajas como desventajas, lo primero a tener en cuenta es cuál es el uso que se le va a dar y cuál el principal objetivo de la compra.

En este sentido, al momento de realizar la compra de una cámara es necesario investigar la calidad de la imagen, la facilidad de uso, cómo es la portabilidad y cuál es el precio, entre otros aspectos.

 

La calidad de la imagen es una de las consideraciones más importantes a tener en cuenta ya que será la que termine por definir cómo se verán finalmente las fotografías. Si bien este aspecto suele estar muy asociado al presupuesto, siempre es recomendable contar con una cámara fotográfica que tenga una resolución alta y una buena calidad de imagen más allá de las condiciones de iluminación.

Otro aspecto a tener en cuenta es la facilidad de uso. En el caso de turistas que no tengan demasiado conocimiento sobre fotografía, siempre es recomendable optar por modelos que sean intuitivos y fáciles de usar. Al ser más accesibles, las personas podrán sacarle mejor provecho y retratar sus vacaciones sin mayores inconvenientes. Existen algunas cámaras que incluyen el modo escena, el cual realiza ajustes de manera automática, permitiendo tomar fotos de calidad.

La portabilidad también es muy importante. En este sentido, quienes llevan sus cámaras de viaje deben optar por modelos pequeños y livianos que no resulten incómodos al momento de trasladarlas de un lugar a otro.

Por último, otro aspecto que deberán tener en cuenta los amantes de tomar fotografías en los viajes es contar con una cámara que ofrezca buena calidad de video ya que éstos sirven para inmortalizar momentos que requieren de una secuencia narrativa mayor a la de una foto. En la actualidad, existen cámaras que tienen el tamaño de la palma de la mano, por lo que es fácil guardarlas en cualquier bolsillo.

Las mejores cámaras instantáneas para llevar de viaje

A diferencia de otro tipo de cámara digital, las cámaras instantáneas permiten tomar fotografías y obtener la copia impresa en papel fotográfico en cuestión de segundos. Esto es posible debido a que el carrete que la cámara lleva incorporado es papel de fotografía y laboratorio de revelado, todo al mismo tiempo.

La cámara Polaroid es una de las más conocidas debido a que se trata de la primera compañía en vender este tipo de cámaras. Aunque dejaron de fabricarse tal y como eran conocidas hace más de una década, hace unos años reingresaron con nuevos modelos como Polaroid Now, Now+ y Go.

La Polaroid Now está diseñada de forma clásica y es muy fácil de usar debido. Intuitivamente, las personas podrán tomar las fotos utilizando su enfoque automático y doble exposición. Además, puede comprarse en 10 colores distintos.

La Polaroid Now+ está fabricada con cinco filtros que ayudan a darle mayor creatividad a las fotos, un disparados automático, flash y autofoco. A diferencia del modelo anterior, sólo está disponible en tres colores, pero sí incluye un trípode. Por su parte, la Polaroid Go es el modelo de menor tamaño y cabe en una mano. Su diseño es redondeado e incluye flash integrado, espejo tomarse selfies, un disparador automático y doble exposición.

Por último, la cámara Instax es otra de las más reconocidas del segmento y, al igual que Polaroid, puede conseguirse en distintos modelos que varían en cuanto a su diseño, tipos de flashes, posibilidad de vincular a dispositivos móviles y disponibilidad para incorporar una memoria externa, entre otras funcionalidades.